Reflexiones sobre la variación del coste laboral

Hoy he querido asomarme al coste laboral de los trabajadores en España para ver qué pasa con él. La verdad es que me imaginaba lo que iba a ver, que los costes laborales bajan, y ya estamos en las mismas de siempre:

  • Unos dirán que es bueno porque así somos más competitivos y saldremos de la crisis
  • Otros dirán que si los sueldos no suben no hay calentamiento de la economía.

Yo soy de aquellos que me acerco a la segunda posición. Pero veamos primero los datos fríos que presenta el INE.

Veamos el índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) (Base 2012). Pero en lugar de ver la variación entre trimestres vamos a ver la serie desde enero de 2008, que son los datos que me da el INE:

Sin título

No perdamos de vista dos puntos. Por un lado que la serie que hay que mirar es la línea roja (con perdón de la palabra), pues es la desaestacionalizada, no es lo mismo un mes con muchos que con pocos días festivos.

El otro punto a tener en cuenta es que es base 2012, por eso el 2012 está cercano al cero y pasa por él. Por lo tanto se puede hacer una vista hacia atrás y ver cómo estábamos por el 2008, entrados ya en plena crisis.

trabajadorPues sí, viendo la tendencia se ve que estamos estancados y por supuesto que estamos estancados en unos niveles bajos de coste. O dicho de otra manera, que se cobra poco. O disco de otra manera, que los contratos de pocas horas hacen que no tengas ni un segundo de descanso “remunerado” o que, incluso estás trabajando más de lo contratado.

Hace apenas un mes la OCDE hablaba que es preciso que los trabajadores tengan un sueldo mejor para que el consumo privado suba y por tanto se caliente la economía mínimamente. Pues bien, si no se paga más lo único que hacemos es no gastar más. Las empresas deben ser artífices de la recuperación trasladando parte de sus beneficios a los trabajadores en forma de remuneración. En España hay empresas y sobre todo, grandes empresas, con suficientes beneficios para hacer esa especie de reparto de dividendos entre sus trabajadores.

Estamos en una economía capitalista donde se prima mucho, demasiado, a la producción por encima de las personas. Soy de la opinión que una parte un poco mayor debe revertirse a los trabajadores.

Pero ¿cómo? Bueno, legislando. Sabemos que hay legislación que protege a las empresas. Caso típico la de los ERE. Está legislado que si una empresa pierde de forma sistémica puede hacer ERE…. Entiendo se puede hacer también al contrario, si hay ganancias sistémicas…. Pues lo mismo pero al revés.

Todo esto es más que opinable, pero ojo, en un sistema capitalista hay que proteger al trabajador para que no sea el propio sistema el que acabe con él. Así que creo que mi forma de pensar en este país es la adecuada.

Finalmente, si vemos (base 2012) la evolución de los costes salariales tenemos que:

tabla

Veamos la penúltima tabla, la interesante para mil. En 2012 todo era 100, ¿pero ahora?

Lo triste es que si vemos los principales motores de la economía tenemos que:

Construcción: 97,3

Comercio: 98,6

Hostelería: 102,9 (la única que se salva)

Y por el contra, es la Administración la que se sale: 108,9.

Lo dejo ahí para reflefionar.

 

Jose M – Community Manager para PYME

Paranosotros.Es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.