Reputación Online (ORM), buenas y malas prácticas

Somos una marca y queremos ser conocidos y tener seguidores de calidad y duraderos. Para ello hay que conseguir una buena ORM (del inglés Online Reputation Management), es decir, tener, y gestionar, una buena reputación.

Pues los buenos amigos se ganan de formas muy similares ya sean en tu vida diaria o bien sea en las redes sociales en la web 2.0. A fin de cuentas, detrás de cada perfil hay una persona, no pierdas esa idea de vista.

Pues bien, aplica la lógica y para conseguir una buena reputación en las redes sociales, ya sea la tuya propia o la que visites debes seguir estas normas básicas. Ah!, por cierto, para hacer amigos puedes aplicar estas máximas con solo adecuarlas un poco.

Buenas formas:

  • Ya sé que quieres decir muchas cosas, pero no puedes entrar como un elefante en una cacharrería. Además escuchando podrás saber las inquietudes de la red donde estás y amoldar aquello que quieres comunicar a esa comunidad.
  • No tengas prisa. Si has seguido el punto anterior eso es que le has dedicado tiempo. Para comunicar debes relacionarte con el resto de usuarios, y para ello debes conocer como son, sus inquietudes, preferencias, etc
  • Debes ser franco. No intentes engañar, la gente lo notará enseguida. Declara tus intenciones. Claramente quieres vender más, llegar a más gente, pero aunque ese sea tu último objetivo, habrás decidido cómo hacerlo, por ejemplo ofreciendo un lugar donde la gente hable de tu producto o servicio para mejorarlo. Actúa ahí, eso es lo que debes compartir. Así que hay que tener mucho cuidado en cómo se dicen las cosas en las redes sociales.7026920553_c13bb9e7a5

Bueno, hasta aquí estas normas son muy aplicables a tu vida personal, pero ahora vamos a introducir unos conceptos más de empresa para tu ORM:

  • Establece Objetivos. Intenta tener dos tipos de objetivos. Los propios de de tu práctica en las redes como puede ser audiencia, amigos, engagement, comentarios, etc y los objetivos que la empresa, esto es más difícil, alcanzará por tu trabajo en la web como aumento de ingresos, disminuciones de costes, mejoras de producto o servicio, etc.
  • Y hazlo como corresponde a cada canal. Te será más fácil continuar y motivarte si tienes valores tangibles a los que agarrarte para seguir mejorando. Escoge bien tus objetivos y la forma de medirlos, esto en definitiva es lo que te pido en el último punto de buena práxis:
  • Planifica. Aplica a tu forma de trabajar el planificar bien y despacio y actúa con contundencia sabiendo lo que quieres hacer y conseguir. Para ello, como siempre, investiga el mercado, pros, contras, etc.. (¿Hacer un DAFO?) y estudia cómo conseguirlo.

Malas formas:

Y muchas de estas que te voy a contar no son mas que la “inversa” de las buenas formas, pero entiendo hay que remarcarlas:

  • No te precipites. Difícilmente, al igual que en la vida misma, vas a conseguir una relación de calidad y duradera si vas demasiado deprisa. Tranquilo y no quieras llegar demasiado pronto a tus objetivos. Es un poco como la seducción ¿no?
  • No entres sin escuchar. Tienes que ver los códigos de etiqueta de la red, la forma de comunicarse. Hay que saber respetar las formas de la red donde quieres entrar. No puedes entrar directamente, puedes dañar muchísimo a tu marca. Y fíjate que ahora no estoy hablando de qué vas a decir, sino cómo. El equivalente a ser educado. Pero cada red social tienes sus reglas.
  • Afinidad. Lógica aplastante otra vez. No entres en redes que no sean afines a tus propósitos, acabarás clamando en el desierto. Hablarás y nadie te escuchará. O lo peor de todo, que te digan algo parecido al ya famoso “¿Por qué no te callas?”
  • No fuerces tu imagen. Ya hemos dicho antes que debes escuchar y conocer la red a la que quieres acceder para amoldarte a la misma, eso es bueno, pero si fuerzas ya entramos en que no pareceremos francos y rechinaremos, como ese cuarentón que quiere hacerse el moderno y no lo es. (Si lo fuese también se notaría para bien ;-))
  • No deben estar todos en la red. Tienes tu empresa y una o muy pocas personas deben ser las que estén activamente en la red. De lo contrario aparecerán disfunciones y conflictos enseguida. Sois un equipo y cada uno tiene su función. No todos los jugadores de un equipo de futbol pueden ser delanteros, pues encajaríamos muchos goles.

Pura lógica, o como se suele decir, utilizar el sentido común, que es menos común de los sentidos.

Jose M – Community Manager para PYME

Paranosotros.Es

Ah!, Y si la crisis de reputación llega puedes aplicar esto: (Ojo, mejor siempre unos profesionales)

20438257851_19cebd4308_b

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.