Date una oportunidad

Si estás leyendo esto seguramente es porque seguramente tienes esta rara afición de no solo estar dirigiendo tu PYME día y noche sin mirar hacia adelante.

Pero es posible que por casualidad llegues hasta este articulillo sin tener este perfil. Si es el primer caso no creo que te vaya a contar nada nuevo, pero tampoco es malo recordar algunas cosillas de vez en cuando, pues remueve la mente y hace seguir en la brecha. Y si has caído por casualidad por aquí pues lee y a ver si sacas algo nuevo para tu empresa. Lo que voy a contar es algo muy básico y sencillo, pero no por ello menos útil.

Y cuando digo date una oportunidad me refiero a que si puedes, pares un poco del estrés del día a día de tu empresa y pruebes algo nuevo. Algo que, posiblemente, sea muy positivo para la empresa y por lo tanto para ti.

Voy al grano: te voy a pedir que utilices el método Canvas y el pensamiento lateral. Toma!

Quien sabe, haz esto y ya me cuentas. Te digo cómo.

La idea es la siguiente: haz una descripción de cómo funciona tu negocio y pon las relaciones entra cada ítem. Puedes usar el método Canvas para poder separar cada uno de los elementos de tu empresa, pero si quieres no te líes tanto, pues tendrías que ponerte a estudiarlo y ahora mismo no creo que sea necesario, pero si lo haces, mejor.

La solución alternativa al Canvas es lo que te he dicho un poco antes: Separa todos los elementos de tu negocio. Podría ser algo así como: trabajadores, maquinas, clientes, bancos, caja, local, fábrica, almacén, transporte,… hazlo lo más detallado que puedas.
¿Ya está? Bueno, pues ahora entra el pensamiento lateral. (Puedes buscar primero por la red lo que es, yo ahora no me paro en ello). Coge algún elemento de todos esos y elimínalo o cámbialo radicalmente. Te doy un ejemplo sencillo para no liarme en este articulillo. Yo, en mi empresa elimino almacén.

Y ahora empieza a ver que le ocurriría a esa nueva empresa. Te parecerá un caos, pero no lo dejes ahí. Intenta ahora con tu imaginación solucionar esos problemas que te han surgido. Esas soluciones te llevaran a otros problemas y esos problemas a otras soluciones. No pienses que “es imposible”, intenta solucionarlo, a fin de cuentas en tu empresa tú, día a día, estás haciendo cosas así. Diviértete incluso dando soluciones “extrañas” a esos problemas, pero soluciónalos. Y ves mirando que te sale. Es incluso es posible que llegues a algo. Tómate algún cubatita si es necesario, busca la inspiración como un pintor o escritor, no te des por vencido. Piensa y disfruta con ello, abre la mente pero sin dejar de ser analítico. A ver que sale.

Fíjate, en mi caso he eliminado el almacén, ya veremos cómo me apaño… (es un caso fácil, lo sé)

Bueno, pues que tengas suerte, y si no sale nada te aseguro que no has perdido el tiempo. Puede que hoy no fuese tu día. Prueba otro día o amplía tus conocimientos de “pensamiento lateral”

Finalmente decirte dos cosillas: a Ingvar Kamprad, fundador de IKEA, se le ocurrió la locura de no llevar los muebles a casa de los clientes, le trajo problemas, le dio soluciones…

También te puedo decir otra cosa: Dick y Mac decidieron quitar el servicio de su auto-restaurante y poner mesas en lugar que los chicos comiesen en su auto…. El apellido de estos hermanos es McDonald.

Jose M

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.